Noticias
Champagnat, un innovador nato
Por
Loreto Caro S.
Publicado:
2 Julio 2020
Leido 224 veces
Diversos miembros de la comunidad participaron en el conversatorio
El miércoles 1 de julio a las 19:00 horas se realizó el último conversatorio online "Cartas a San Marcelino", un ciclo organizado por el Coordinador de Pastoral, Daniel Olivares. Este encuentro virtual reunió exitosamente a representantes de nuestra comunidad: parte de la Comunidad de Hermanos (nuestro Rector Hermano Jesús Triguero, Hermano Eloy Pérez y Hermano Francisco Bozal), profesores y profesoras, apoderados y ex apoderados. Todos ellos escucharon con atención a la profesora Sandra Vicencio, quién expuso de manera clara, ilustrativa e informativa sobre "La creatividad para enseñar y aprender”.
El conversatorio, fundamentado en la correspondencia que mantuvo Marcelino, nos reveló un hombre común, con un gran sentido de justicia y equidad y con una alta capacidad para organizar el trabajo y también para el desempeño manual. Se destacaron, entre sus cualidades, la capacidad de visión y la de ofrecer siempre respuestas y soluciones concretas. También se mencionó que Marcelino era muy afable en su trato personal y poseía una gran capacidad para comunicar.

En cuanto a sus estilos de pedagogía, Sandra señaló que se destacan tres tipos: la humana (que parte desde el amor y el afecto como camino hacia el Señor), la del equipo (donde se generan fraternidades y espíritus responsables y constructivos) y la del objetivo (todos los proyectos se hacen realidad, trascendiendo la vida de cada persona).

Entre otras cosas se mencionó que el método de enseñanza del Instituto es un legado personal de Marcelino, fundamentado en cinco aspectos: la enseñanza de la lectura, las cualidades de la buena disciplina y la bondad, la catequesis y la formación de buenos catequistas, la enseñanza del canto y las reglas concernientes a la formación pedagógica de los hermanos jóvenes.

Sandra nos contó también que en otra de las cartas de Marcelino afirma que, para tener éxito en la enseñanza de la religión y satisfacer las exigencias de un mundo casi siempre ciego en cuanto a la educación de los niños, no hay que descuidar las otras ramas de la instrucción. La gramática, la aritmética, la historia, el dibujo… todas son necesarias para un Hermanito de María y sirven de base para atraer a niños a los que luego se enseñará a amar a Dios y alcanzar la salvación.

En cuanto a la enseñanza en virtudes, Marcelino se preocupaba sobre todo de los niños pobres, de los más ignorantes y de los menos capacitados. Pedía que se tratara a estos niños con suma bondad. Así, para educar y formar hay que merecer y ganarse el respeto y la obediencia del alumno. La educación es fruto del buen ejemplo, porque la virtud consolida la autoridad. Y las acciones tienen mayor fuerza de persuasión que las teorías y las palabras.

Para finalizar, y parafraseando a Marcelino, “siempre hay que dejar entrever a los padres que sus hijos dan muchos motivos de esperanza y, con algo de esfuerzo y mucho cuidado, obrando de común acuerdo, se llegará a infundirles una buena formación. Diga a sus niños que Jesús y María los aman mucho a todos: a los que son buenos porque se parecen a Cristo Jesús, que es infinitamente bueno, y a quienes no lo son todavía, porque llegarán a serlo”.

Compartimos algunas de las opiniones de los participantes:

“No hay ser experto para hablar o escuchar de la vida y de las dimensiones de San Marcelino. Solo hay que tener amor por su obra, que es la obra de María”. (Daniel Olivares)

“Siento que ese espíritu innovador de Marcelino vive hoy, en nuestro quehacer pedagógico, cuando se promueve la búsqueda de metodologías apropiadas para nuestros niños. Así como la constante capacitación de los profesores para llegar con herramientas más pertinentes a las nuevas generaciones”. (Paola Villaseca)

“Es importante esta visión de Marcelino y que es un lindo legado a compartir a toda la comunidad...es un hombre humano, un hombre santo, que nos lleva a Dios, a Jesús y a la Buena Madre. Muy linda mirada a la educación desde el amor, las virtudes y la esperanza. Gracias”. (Verónica Godoy)

“Visionario, se desafió tomando en sus manos la responsabilidad, de las necesidades de los niños y jóvenes en su contexto. Nos llama adaptar está pedagogía humana, a través del amor, a la integración y la diversidad”. (Stefany Aplablaza)

Para quienes deseen profundizar más en el tema pueden visitar cepam.maristas.cl 

Noticias Relacionadas
Mercado CEIRA, en ayuda de los emprendedores
Publicado: 13 Agosto 2020 / 91 Lecturas
Festival Marista de Robótica en Brasil
Publicado: 10 Octubre 2019 / 573 Lecturas
Día del exalumno
Publicado: 9 Octubre 2019 / 583 Lecturas
© 2014 Todos los derechos reservados
Creado por Informática & Diseño Maristas Chile